Catalunya se conjura para descarbonizar la náutica con la complicidad del sector
,

Catalunya se conjura para descarbonizar la náutica con la complicidad del sector

Se constituye la primera mesa entre administraciones y privados para mejorar la competitividad de las empresas y aprovechar el impacto de la Copa América de vela

La empresa catalana De Antonio Yachts conecta sus barcos eléctricos a la Copa América de vela

Catalunya se conjura para descarbonizar la náutica con la complicidad del sector

por Cristina Buesa

Lograr que la náutica genere el menor impacto ambiental posible y, al mismo tiempo, conseguir que el sector sea competitivo en Catalunya pero también fuera. La Mesa Sectorial para la Descarbonización de la náutica se ha constituido este jueves con la voluntad de sumar a administraciones públicas y privados para este fin. La Copa América de vela de este verano en Barcelona, una vez más, ha sido la espoleta.

Desde hace meses, tanto el Govern como el Ayuntamiento de la capital catalana buscan las oportunidades de amplificación que dará la competición. Insisten en que el legado, lo que quede una vez acabe el evento, es clave para la economía y la ciudadanía. La Fundació Barcelona Capital Nàutica, fundación pública creada para este fin, ha coordinado la mesa para la descarbonización, que en el primer encuentro ha congregado a una cincuentena del centenar de miembros que la forman.

Evaluar el ecosistema

El director general de la fundación, Ignasi Armengol, ha destacado que una de las primeras acciones que han acordado ha sido evaluar exactamente «cuál es el ecosistema de la náutica en Catalunya», cuántas empresas se dedican, ya sea con embarcaciones como con mantenimiento, construcción, desballestamiento o propulsión. Esta foto de la situación permitirá trabajar fijar los objetivos a medio y largo plazo.

«Una parte del sector es extraordinariamente competitivo», ha descrito tras el encuentro el secretario de Empresa i Competitivitat y consejero delegado de Acció, Albert Castellanos, «lo que queremos lograr es convertirnos en un referente en el Mediterráneo», ha apostado.

Combustibles más limpios

Pero descarbonizar, ha proseguido el responsable de la Generalitat, no se limita únicamente a la electrificación de las embarcaciones. Sí es un aspecto a impulsar, pero no el único. En la mesa celebrada este jueves algunos de los participantes han advertido de que utilizar otros combustibles como el hidrógeno verde o bien fomentar las buenas prácticas de economía circular en las empresas náuticas, como el reciclaje de materiales.

«Es una economía que empieza sostenible y acaba sostenible», ha resumido el director general de Barcelona Activa, Lorenzo di Pietro, otra de las administraciones fuertemente implicada en el fomento de la economía azul. La ciudad sabe que la Copa América de vela «amplificará» los asuntos vinculados al mar y la náutica, con lo que quieren aprovechar la ocasión.

Colaboración público-privada

«La mesa es una buena herramienta para capturar impactos de legado, queremos transformar una oportunidad en un activo estructural para la ciudad, que perdure en el tejido económico y social», ha revelado Di Pietro, para posteriormente aplaudir los buenos resultados de la colaboración público-privada. De hecho, Barcelona calcula que la economía azul puede generar 10.000 puestos de trabajo en los próximos 10 años.

El órgano cuenta con universidades, astilleros, fabricantes de componentes y de la electrónica náutica, sistemas de recarga, entre otros, según los organizadores.

Primero, náutica de recreo

Ignasi Armengol ha añadido que, aunque en una primera fase se concentrarán en el ámbito de las embarcaciones de recreo, muy atomizado con pequeñas empresas en Catalunya, a largo plazo quieren explorar el sector marítimo profesional de transporte de mercancías y personas.

«Queremos fortalecer el ecosistema de la náutica a lo largo de toda la cadena de valor del sector, desde la construcción, la reparación, el management y alquiler, hasta la gestión de infraestructuras portuarias», ha relacionado el director general de la Fundació. Desde ahí, la mesa para la descarbonización de la náutica aspira a relacionarse, por ejemplo, con sectores como el de la movilidad y la automoción, donde Catalunya ya es un referente en descarbonización.

Quizás te interese

La economía azul contará con 25.000 metros cuadrados en los ‘tinglados’ de Sant Bertran del Port de Barcelona en 2027