El velero Forquilla parte, con el pequeño Leo, para dar la vuelta al mundo
,

El velero Forquilla parte, con el pequeño Leo, para dar la vuelta al mundo

Una familia inicia la aventura, partiendo de Port Balís, para enseñar a su hijo que «hay muchas formas distintas de vivir»

Crían a su hijo en un velero en el que darán la vuelta al mundo

El velero Forquilla parte, con el pequeño Leo, para dar la vuelta al mundo

por Glòria Ayuso

El velero Forquilla parte para emprender una larga aventura. Una fiesta ha servido para despedir a Carmen Dopico, Oriol Busquets y su pequeño hijo Leo, de casi dos años, que tiene al barco como su casa desde que nació, y con el que ahora la familia se propone dar la vuelta al mundo.

Amigos, hermanos y familiares se han reunido para despedirles en Port Balís, en Sant Andreu de Llavaneres, que ha sido su lugar de residencia durante los largos meses de preparación del viaje.

Ayuda espontánea

¿Nerviosos por el inicio del viaje? Estamos tan ocupados, que no nos ha dado tiempo de pensar demasiado, explica Carmen. Limpieza del barco con agua de mar, pruebas con la vela mayor, comprobaciones de que todos los equipos funcionan correctamente, contar con todo lo necesario Los últimos días han sido ajetreados, hasta el punto de que Leo ha querido colaborar. Leo nos ve super activos y nos va ayudando. Ahora está cogiendo un cable de tensión de seguridad, y haciendo ver que es una ducha, simula que también está limpiando el barco. Se le ve convencido de que está diciéndose que tengo que ayudar y aportar, ríe Carmen.

Tras el arranque oficial de esta vuelta al mundo a las 18 horas de este sábado, tal y como estaba previsto, su intención es en realidad esperar al momento en que las condiciones meteorológicas sean propicias para ir hacia Menorca. Desde allí se dirigirán al sur de España y Portugal, seguirán hasta Madeira, y después, hacia Canarias. Las queremos visitar todas (las islas), explica Carmen. Será ya octubre cuando virarán para Cabo Verde, desde donde, cuando exista una ventana de tiempo favorable, cruzarán el Atlántico. Su idea es estar en el continente americano suficiente tiempo como para «vivirlo», por lo que también tienen pensado dirigirse tierra adentro.

Proyecto vital

Desde que se conocieron, Carmen y Oriol, ambos creativos en el mundo del cine y la publicidad y grandes viajeros, han soñado con la aventura de dar la vuelta al mundo en velero. Para Oriol, de El Masnou, es la mejor manera de viajar, con la casa a cuestas y a un ritmo que permite tomar verdadera conciencia de cada momento. Para Carmen, hija de un pescador y con el salitre en la sangre desde niña, lejos de amedrantarse con el nacimiento de Leo, la experiencia tiene aún más sentido con el pequeño: «queremos enseñarle que hay muchas formas distintas de vivir», explicaba la pareja a principios de año, cuando ya se estaban preparando a fondo.

Miles de seguidores

Desde entonces han ganado casi 100.000 seguidores más -hasta los 242.000- en su canal de Instagram, donde cuelgan sus relatos y fotografías de su particular aventura, lo que les ha permitido encontrar espónsors y financiación. La particularidad de su viaje, y el hecho de que la náutica esté menos dada a conocer, ha capturado la atención de marcas que ven en ellos a embajadores de un estilo de vida aventurero. Cada euro ganado lo han invertido en el acondicionamiento del Forquilla, preparándolo para enfrentar los desafíos de un viaje que, pese a contar con un itinerario, indica Carmen, puede variar «sobre la marcha», siempre «teniendo en cuenta las necesidades» del pequeño Leo.

Quizás te interese

La economía azul contará con 25.000 metros cuadrados en los ‘tinglados’ de Sant Bertran del Port de Barcelona en 2027