Empresas impulsan la limpieza de playas como ‘teambuilding’ y concienciación ambiental
,

Empresas impulsan la limpieza de playas como ‘teambuilding’ y concienciación ambiental

«Cuando un trabajador asiste varias veces a una limpieza y observa que cada vez retira más residuos su comportamiento empieza a cambiar», indica una de las iniciativas promotoras

Los pescadores catalanes aumentan un 64% la retirada de plásticos del mar en 2023



<div>Empresas impulsan la limpieza de playas como ‘teambuilding’ y concienciación ambiental</div>
<p>«></img></p>
<p style=por Glòria Ayuso

Son cada vez más las empresas que invitan a sus empleados a colaborar en la limpieza de playas como una actividad de ‘teambuilding’ que busca a la vez concienciar sobre la importancia de cuidar el océano y el ecosistema marino.

Cada vez que el mal tiempo azota, el mar arroja a la orilla una parte de la gran cantidad de plásticos que engulle. Belong to Sea ofrece desde este mes y hasta el 31 de octubre actividades de limpieza tanto de las playas como también desde el agua mediante ‘snorkelling’. La iniciativa hace un llamamiento a la participación de todos los sectores de la sociedad, en un mundo donde el consumo y la generación de residuos están alcanzando niveles alarmantes.

18.500 bolsas de basura

En Catalunya, solo se recicla uno de cada tres kilos de residuos que producimos, denuncian desde Belong to Sea, que indica que «es importante que las empresas organicen más de una limpieza al año», porque «cuando un trabajador asiste varias veces a una limpieza y observa que cada vez retira más residuos su comportamiento empieza a cambiar».

La Fundación Surfrider, dedicada a la protección de los océanos, lleva a cabo numerosas iniciativas de limpieza de playas. La de esta misma semana ha sido apoyada por la empresa de complementos deportivos Buff, que ha invitado a sus trabajadores y proveedores a recoger deshechos en la playa de Sant Miquel de Barcelona. El acto ha servido para la presentación de su nueva colección diseñada con temas del mar, fabricado con materiales 100% orgánicos, libres de plásticos. La empresa ha comunicado que se une a la causa de Surfrider y destinará el 10% de las ventas de esta colección a respaldar su labor de protección de los océanos.

Cambiar leyes

La próxima convocatoria de Surfrider será el 19 de mayo en la playa de Sant Sebastià. Hasta el momento, la organización ha llenado casi 18.500 bolsas de basura en su movilización para la limpieza de playas. «Contamos cada cosa que encontramos», indica la coordinadora de la movilización Catharina Zoéga, porque los datos sobre la situación son necesarios para perseguir su objetivo último, que es cambiar las leyes y la forma de producir.

This is Med es otra de las empresas que ofrece actividades de ‘teambuilding’ enfocadas en la limpieza de playas, porque aportan beneficios tanto para las empresas como para el equipo. En todas estas convocatorias, el procedimiento es similar: la sesión empieza con una presentación sobre el impacto de la contaminación de plásticos en los océanos por parte de personal experto en ecosistemas marinos, y tras una explicación de la actividad y distribución de los materiales necesarios, se realiza la recogida. Una parte importante del trabajo es la recopilación de todos los desechos, su separación para observar su procedencia y efectos sobre el mar y, sobre todo, su cuantificación.

En la profundidad

Para Oceana, organización que vela por la protección del océano y sus ecosistemas, el reciclaje y la limpieza de playas son insuficientes para atajar la crisis de contaminación, ya que la mayor parte de los plásticos marinos se acumula en las profundidades, tal y como ha detectado mediante el desarrollo, junto con la Universidad de Newcastle (Reino Unido), de un modelo tridimensional que predice las rutas seguidas por este residuo. Precisamente, un reciente estudio estima que en el fondo marino puede haber hasta 11 millones de toneladas de plástico. Es por ello que llama a la movilización para implantar objetivos de reducción y reutilización de envases, poner en marcha sistemas de devolución, depósito y retorno; y reducir el uso de plástico en edificios públicos, eventos y áreas naturales.

Precisamente, los países miembros de la ONU están elaborando un futuro Tratado Mundial para acabar con la Contaminación por Plásticos, cuya nueva ronda de negociaciones en Ottawa acabó este mes de abril con avances en el desarrollo de normas para prohibir los productos de plástico de un solo uso. No obstante, ha quedado pendiente si incluirá una norma de aplicación global para reducir la producción y el consumo de plásticos, o bien optará por medidas voluntarias basadas en planes nacionales, opción que para organizaciones ecologistas como WWF significará «mantener el statu quo».

Quizás te interese

La economía azul contará con 25.000 metros cuadrados en los ‘tinglados’ de Sant Bertran del Port de Barcelona en 2027