Barcelona y la Copa América de vela se confabulan para hacer historia con la primera regata femenina
,

Barcelona y la Copa América de vela se confabulan para hacer historia con la primera regata femenina

La Puig Women’s America’s Cup se celebrará entre el 5 y el 13 de octubre de forma simultánea a la histórica competición

Entrevista a Grant Dalton: «Con Barcelona aún no hemos hablado pero ya hay otras ciudades que quieren la Copa América de vela»

Barcelona y la Copa América de vela se confabulan para hacer historia con la primera regata femenina

por Cristina Buesa

Muchas de ellas se conocen de mundiales, juegos olímpicos y competiciones por medio mundo. Pero será la primera vez que la Copa América de vela enfrente a las mejores regatistas del mundo, solo a ellas. Barcelona estrenará la primera competición de mujeres este octubre, del 5 al 13, justo los días en los que se decidirá el equipo ganador de la 37 Louis Vuitton America’s Cup.

Este martes han presentado el trofeo que levantará (o «abrazará», como ha invitado su creadora, la arquitecta Patricia Urquiola) el país que venza entre los 12 participantes. Están los seis equipos que forman parte de la categoría histórica, la masculina (Nueva Zelanda, Gran Bretaña, Francia, Italia, Suiza y Estados Unidos), y otros seis (España, Países Bajos, Canadá, Alemania, Suecia y Australia).

Iniciativa emocionante

«La Puig Women’s America’s Cup es la iniciativa más emocionante de mi carrera, deberán guiar máquinas furiosas y rápidas con gran precisión», ha proclamado la regatista oceánica y coordinadora del evento, Abby Ehler. Junto a ella estaba tanto el director ejecutivo de America’s Cup Event (ACE), Grant Dalton, como el director ejecutivo de Puig, Marc Puig, que ha recordado el vínculo de la marca de cosmética femenina con este deporte.

Competirán con un AC40, el barco más pequeño con el que han celebrado hasta ahora las regatas preliminares, pero tanto Dalton como Ehler han insistido en que el talento de las deportistas es extraordinario. Una representación de 10 de los 12 equipos (solo faltaban las alemanas y australianas) se han fotografiado con el trofeo creado por Urquiola en la azotea de la Fundació Miró.

Sin asas ni base

La pieza es de plata, mide 58 centímetros y pesa unos cinco kilos. No tiene asas ni base y es muy diferente de la ‘Auld Mug’, la jarra de las cien guineas que data de 1858 y que se guarda con extremas medidas de seguridad por parte del equipo ganador. En el caso del trofeo de la Puig Women’s America’s Cup no se ha decidido su futuro más allá de la histórica edición de Barcelona. Quien la gane esta vez, se la quedará y, más adelante, está por ver.

Quizás te interese