Equipo francés de la Copa América de vela en la presentación del barco: «Esperamos dar la sorpresa en octubre»
,

Equipo francés de la Copa América de vela en la presentación del barco: «Esperamos dar la sorpresa en octubre»

El Orient Express Racing Team bautiza el velero con el que competirá a partir de agosto en Barcelona

Tres meses para la Copa América: así serán los barcos y las regatas



<div>Equipo francés de la Copa América de vela en la presentación del barco: «Esperamos dar la sorpresa en octubre»</div>
<p>«></img></p>
<p style=por Glòria Ayuso Cristina Buesa

Los franceses de la Copa América de vela fueron los últimos en incorporarse a la competición, los últimos en instalarse en Barcelona y, este miércoles, han sido el último de los seis equipos en bautizar su AC75 en el Port Vell. No obstante, la celebración ha sido monumental, con todos los deportistas del Orient Express Racing Team, tanto el grupo masculino, como las mujeres y los jóvenes.

Uno de los patrones de los galos, Quentin Delapierre, muy emocionado por el descubrimiento del velero, ha advertido: «Esperamos dar la sorpresa en octubre». El navegante, uno de los ocho atletas a bordo del velero volador, se ha mostrado «orgulloso» de él y ha confesado estar «impaciente» por salir a navegar. De momento, el Orient Express debe ajustar algunos sistemas y colocar el mástil para salir a entrenar como el resto.

Entrenos de cuatro equipos

De hecho, tanto los suizos como los americanos, italianos e ingleses ya estaban este miércoles volando con sus AC75 frente a las costas de Barcelona, a poco menos de tres meses para que arranque la tercera y última preliminar de la Copa América. Estos cinco equipos son los que aspiran a arrebatar la jarra de las 100 guineas al Emirates Team New Zealand, los neozelandeses que ahora mismo están transportando su AC75 por vía marítima y que llegará en unas semanas. Quieren navegar el 28 de junio.

En el acto del equipo galo, con numerosos invitados procedentes de este país, estaban presentes los impulsores del equipo, el empresario Stephan Kandler, propietario del K-Challenge, y Bruno Dubois, director deportivo del equipo; así como Pierre Roinson, presidente de la Société Nautique de Saint-Tropez, club que representa al equipo galo, y la alcaldesa de Saint-Tropez, Sylvie Siri.

Siete meses y 45.000 horas

Todo el grupo se ha desplazado posteriormente al litoral barcelonés donde han contemplado cómo entrenaban el equipo de mujeres y el de jóvenes a bordo del AC40, el velero más pequeño, con el que entrenaban hasta la llegada del nuevo AC75, para el que han necesitado un grupo de 35 a 60 personas durante siete meses y 45.000 horas.

La directora general del principal patrocinador del equipo, Orient Express, Gilda Pérez-Alvarado, ha asegurado que se trata de un «grupo de soñadores» que quieren «continuar haciendo historia». Stephan Kandler, por su parte, ha encajado que llegan algo más tarde que el resto, pero que el nuevo AC75 «está bien pensado».

No ceder a la presión

El propietario del K-Challenge ha proseguido: «Con lo que hemos visto respecto a nuestros competidores, no hay por qué dudar, sino todo lo contrario. En principio, la sensación es de tener las mismas posibilidades que ellos. Somos un equipo joven, eso tendrá sus ventajas y desventajas. Si no cedemos a la presión del evento, creo que tendremos los medios para ser muy competitivos», ha sentenciado.

Quizás te interese