El equipo suizo de la Copa América de vela, Alinghi Red Bull Racing Team, expone al público el barco con el que ha entrenado dos años
,

El equipo suizo de la Copa América de vela, Alinghi Red Bull Racing Team, expone al público el barco con el que ha entrenado dos años

El AC75 se podrá ver en la plaza de l’Odissea, frente al Maremàgnum, delante de la base de los helvéticos

Barcelona acoge su primer bautizo de un equipo de la Copa América de vela: Alinghi Red Bull Racing pone en el agua su BoatOne

El equipo suizo de la Copa América de vela, Alinghi Red Bull Racing Team, expone al público el barco con el que ha entrenado dos años

por Cristina Buesa

El equipo suizo de la Copa América de vela exhibe desde este lunes el barco con el que ha entrenado para la competición que arranca a finales de agosto en Barcelona, el BoatZero. Alinghi Red Bull Racing muestra el AC75 que les «ayudó» a prepararse para la exigente campaña, en la que competirán ya con el monocasco definitivo diseñado para la ocasión, el BoatOne, que presentaron a principios de abril junto a La Fura dels Baus y posteriormente bautizado en la base del Port Vell.

Alinghi Red Bull Racing fue el primer representante de los seis países que se instaló en Barcelona, en agosto de 2022. Sus más de 120 miembros han participado de la vida en la capital catalana desde entonces y, excepto algunos entrenos en Jeddah (Arabia Saudí) tras la segunda preliminar, su implicación ha sido absoluta. La exposición de su velero volador en la plaza de L’Odissea, justo delante del Maremàgnum (y a punto también de vivir una revolución gastronómica).

124 días de navegación

«Como equipo, ha sido muy importante para nosotros conectarnos con la comunidad local de Barcelona y conocer a los aficionados de esta vibrante ciudad. Nos estamos divirtiendo muchísimo compartiendo nuestro viaje mientras trabajamos hacia la Copa, así que tenía sentido que también compartiéramos nuestro barco!», han explicado. Los suizos, que regresan a la Copa América tras 12 años sin participar, empezaron a entrenar con el BoatZero en agosto de 2022 en el litoral barcelonés.

Han navegado con él hasta 124 días y, tras esos entrenos, lo retiraron del agua en marzo, cuando llegó el BoatOne, el flamante AC75 desde los talleres de Ecublens, en Suiza. Una de las normas de la competición es que el velero con el que se compite debe ser construido en el país de origen del competidor. Fuentes del equipo helvético aseguran que el BoatZero que ahora podrá contemplar el público ha proporcionado numerosos datos «y mucha experiencia en el agua» y ha sido «clave» para «diseñar, construir y lanzar BoatOne».

Quizás te interese