Urge planificar la adaptación de las regiones costeras a los efectos del cambio climático, advierte la UNESCO
,

Urge planificar la adaptación de las regiones costeras a los efectos del cambio climático, advierte la UNESCO

Los países están comenzando a darse cuenta de la necesidad de una visión a largo plazo para convertirse en una sociedad resistente al clima», indican los expertos

Los expertos abogan por potenciar el secuestro marino de carbono contra el cambio climático

Urge planificar la adaptación de las regiones costeras a los efectos del cambio climático, advierte la UNESCO

por Glòria Ayuso

Las regiones costeras en todo el mundo afrontan distintas amenazas, interconectadas entre sí y relacionadas con el cambio climático, que ponen en riesgo tanto la vida como los medios de subsistencia. Los expertos advierten que no se cuenta con ningún objetivo a nivel global para asegurar la resiliencia de las regiones costeras e instan a su integración en la agenda de desarrollo sostenible.

Así lo indica el sexto de los diez libros blancos que se presentarán durante la Conferencia de la Década del Océano de la UNESCO que tendrá lugar del 10 al 12 de abril en Barcelona, y que marcarán el camino a seguir para preservar el océano y el equilibrio que aporta al planeta.

Peligros

El documento, elaborado por una cincuentena de expertos, enumera los distintos riesgos que amenazan las costas. Aumento del nivel del mar, tsunamis, lluvias intensas, deslizamientos de tierras, ciclones, inundaciones costeras, erosión, deshielo glaciar, intrusiones de agua salada, sequías, degradación de humedales, acidificación y desoxigenación, son algunos de los factores que muchas zonas ya están sufriendo.

A las amenazas exacerbadas por el cambio climático, se suman otras que tensionan aún más el ecosistema, como las aguas residuales y derrames, la sobrepesca y las presiones del turismo costero. Todas ellas inciden en otros peligros, como la pérdida de biodiversidad, floraciones nocivas y especies invasoras.

Analizar detalladamente los múltiples peligros que amenazan el océano y la costa es el primer paso, para después evaluar y mitigar los riesgos, en un enfoque holístico que incorpora factores ambientales, humanos y socioeconómicos, teniendo en cuenta el papel fundamental de las regiones costeras.

Planes innovadores

Para asegurar la resiliencia de las áreas costeras, y preservar sus funciones bajo condiciones cambiantes, los expertos indican que hay que trabajar en dos factores esenciales: la elaboración de innovadores planes estratégicos de adaptación y la implementación de sistemas de alerta temprana basados en múltiples amenazas.

Los expertos inciden en que muchos de los peligros pueden presentar efectos en cascada que aún se desconocen y que, por lo tanto, los planes de adaptación deben tener en cuenta múltiples escenarios. Además de evitar poner en riesgo la vida de más personas y de mayores pérdidas económicas, crear la infraestructura necesaria para la adaptación incentiva un mayor desarrollo e inversión de capital en áreas vulnerables, subrayan los científicos.

Empezar a tomar conciencia

Los países están comenzando a darse cuenta de la importancia de una visión a largo plazo para convertirse en una sociedad resistente al clima, completamente adaptada a los impactos inevitables del cambio climático. Es necesaria una estrecha colaboración entre investigación y gestión, indica el libro blanco, elaborado bajo la coordinación de Nadia Pinardi, profesora de Oceanografía de la Universidad de Bolonia, y Srinivasa Kumar, director del Centro Nacional de Servicios de Información Oceánicos de la India.

La cooperación internacional se observa como fundamental, dado que activar sofisticados sistemas de alerta temprana requiere de un intercambio mundial de datos de observación in situ y basados en el espacio y procesados en centros de modelado de supercomputación avanzada.

Los expertos también advierten de que esta cooperación debe ser inclusiva con todas las regiones. El libro blanco, además de incidir en la identificación de las áreas de actuación, propone indicadores para medir el progreso para un enfoque integral y adaptativo en la planificación de la resiliencia costera.

Hoja de ruta

Desde hace más de un año, más de 150 expertos trabajan en la elaboración de una estrategia para preservar el océano que se plasmará en los 10 libros blancos que quieren responder a los principales retos, que se interrelacionan entre ellos: la contaminación marina; la protección del ecosistema; el cambio climático; la economía oceánica sostenible; los alimentos azules sostenibles; la construcción de comunidades resilientes; observaciones, datos y Sistemas de Pronóstico y Alerta Temprana ante desastres; desarrollo de capacidades, alfabetización oceánica y conocimiento indígena y local; y patrimonio cultural.

Quizás te interese

Más de 200 personas con alzhéimer saldrán a navegar por el litoral barcelonés para visibilizar la enfermedad en una regata única a nivel mundial
Regata Cultural de la Copa América de vela: estos son todos los conciertos, exposiciones, degustaciones gastronómicas y fiestas programadas