Mucho por hacer para avanzar hacia la economía circular en el ámbito naval
,

Mucho por hacer para avanzar hacia la economía circular en el ámbito naval

El sector ve en la inminente convocatoria del Perte de Economía Circular una oportunidad para la transformación y una mayor competitividad de las empresas

Ciencia e industria trabajan para aproximar visiones en favor del océano y el planeta

Mucho por hacer para avanzar hacia la economía circular en el ámbito naval

por Glòria Ayuso

La sostenibilidad es una línea estratégica y una oportunidad real para las empresas del sector naval que quieran posicionarse y cambiar el modelo de negocio, asegurando su competitividad. Esta es la conclusión que extrae Enric Escrosa, de IAE Tecnologia, tras participar en la elaboración del nuevo informe Naut-EC sobre economía circular en toda la cadena de valor, que ha realizado Barcelona Clúster Nàutic y el TecnoCampus de Mataró.

Las principales tendencias tecnológicas se centran en el diseño y construcción de embarcaciones más eficientes y sostenibles, con sistemas de propulsión alternativos como los motores eléctricos; el uso de energías renovables como la fotovoltaica y de estructura flotantes para convertir la energía del agua o las mareas en energía eléctrica, el diseño de instrumentos náuticos y de ayuda a la navegación; y las estructuras para la recogida de residuos en el mar.

Nuevas patentes

En especial, se observa un importante aumento del número de patentes en semisumergibles o catamaranes, tratamiento de aguas residuales, sistemas de climatización con energías residuales, generadores autónomos y sistemas fotovoltaicos móviles, destaca Escorsa. No obstante, sobre las nuevas patentes, Escorsa alerta de que existen muchas propuestas que se presentan como sostenibles y, sin embargo, tras un análisis, es posible ver quien está trabajando verdaderamente en esta línea. Según el estudio, Francia y Países Bajos lideran la innovación en Europa.

Plástico para impresión 3D

En Catalunya, MB92, empresa dedicada a la reparación y mantenimiento de embarcaciones ubicada en el Port Vell, trabaja desde hace dos años en avanzar hacia un mejor tratamiento de los residuos y en la circularidad. Para pintar un barco, lo envuelven con plástico que evita que los componentes volátiles de la pintura se dispersen en la atmósfera. Una vez por semana, recogen todo el plástico utilizado, junto con el resto que emplean en las tareas de mantenimiento, lo trituran y lo compactan para nuevos usos. Esta solución, que ya está implementada y forma parte del proyecto Econaval, ha contado con subvenciones del Perte Naval.

Este material se transforma en hilo para impresión en 3D, en planchas o pellet, resalta el responsable de Sostenibilidad de MB92, Marc Hervàs, que destaca que se trata de un producto que puede venderse y extraer un rendimiento económico.

Protecciones para los barcos

La empresa prevé ahora estudiar cómo reutilizar ella misma este subproducto para imprimir protecciones para las superficies de los barcos. Asimismo, junto con la Fundación Barcelona Port Innovation, está contactando con las empresas del puerto para la reintroducción de este material en múltiples soluciones. Esta nueva fase del proyecto se presentará al Perte de Economía Circular, cuya convocatoria se espera para el próximo mes de mayo.

Subvenciones a nuevos proyectos

Estamos en un buen momento porque hay mucho por hacer, destaca el director técnico de Barcelona Port Innovation, Miquel de la Mano. Esta fundación público-privada que fomenta la transformación e innovación entre los operadores portuarios, ve una oportunidad para avanzar aprovechando el nuevo Perte. En el puerto coexisten actividades muy distintas (terminal de vehículos, contenedores, reparación de embarcaciones, ocio y servicios) y cada cual actúa según su criterio, explica. El resultado es que hay un gran volumen de residuos que no se separan, lo que impide su aprovechamiento.

Generar herramientas para la monitorización e incentivos para una buena gestión de los residuos es un campo por trabajar, según De la Mano, para quien debe crearse un servicio transversal, y generar más vínculo y relación entre los distintos agentes de la comunidad portuaria. En esta línea, el puerto prevé instalar el próximo año la primera planta de transformación de residuos, centrada en la circularidad de los principales plásticos, el polipropileno (PP) y el polietileno (PE).

Precisamente, el nuevo Perte de Economía Circular subvencionará a fondo perdido entre el 15% y el 60% de la inversión de nuevos proyectos de I+D, digitalización de procesos y organización y sobre sostenibilidad y mejora en gestión de residuos.

Lo convocará el Ministerio de Transición Ecológica y, según la consultora AVS, prevé subvencionar a fondo perdido de entre el 15% y el 60% de la inversión prevista, según el tamaño de la empresa y el tipo de proyecto. El montante de la ayuda puede oscilar desde los 100.000 a los 10 millones de euros por empresa, para proyectos que se ejecuten entre 2025 y 2027.

Quizás te interese

La economía azul contará con 25.000 metros cuadrados en los ‘tinglados’ de Sant Bertran del Port de Barcelona en 2027