Catalunya acogerá un centro de investigación sobre algas de referencia en el Mediterráneo
,

Catalunya acogerá un centro de investigación sobre algas de referencia en el Mediterráneo

El nuevo Centro de Acuicultura Restaurativa del Mediterráneo (MRAC), reconocido por la FAO y ubicado en La Ràpita, impulsará el cultivo y repoblación de especies como macroalgas, erizos de mar, bivalvos y holoturias

El sector acuícola crece un 20% en Catalunya en busca de nuevos mercados

Catalunya acogerá un centro de investigación sobre algas de referencia en el Mediterráneo

por Glòria Ayuso

Catalunya acogerá un centro especializado en investigación, formación y divulgación sobre el cultivo de macroalgas y los beneficios de la acuicultura sostenible que, reconocido por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), dará servicio a los países del Mediterráneo. El nuevo centro se ubicará en el Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries (IRTA) de la Ràpita y cuenta con una financiación de 700.000 euros, de aquí a 2029, un 70% procedente de fondos europeos y el otro 30% de la conselleria de Acció Climàtica.

El llamado Centro de Acuicultura Restaurativa del Mediterráneo (MRAC) tendrá como objetivo impulsar la acuicultura restaurativa, el cultivo de especies de cubren los distintos niveles de la cadena trófica, el impulso de nuevas tecnologías y el fomento de iniciativas sobre cultivos sostenibles de microalgas y macroalgas.

Centro de la FAO

La FAO, que lo ha considerado centro de referencia, prevé llevar a cabo en sus instalaciones los simposios anuales de su Comisión General de Pesca del Mediterráneo. La organización no solo contempla la acuicultura como «un motor importante para la seguridad alimentaria, el empleo y el desarrollo económico» sino que ve en su vertiente restaurativa «una importancia estratégica como herramienta para afectar positivamente los servicios de los ecosistemas, ofreciendo beneficios ecológicos, creando oportunidades para las comunidades locales y abordando el cambio climático a través de estrategias de adaptación y mitigación».

El MRAC se configura como lugar para el intercambio de conocimientos, la investigación y el desarrollo de prácticas de acuicultura sostenible, en particular sobre el cultivo y repoblación de especies como macroalgas, erizos de mar, bivalvos y holoturias, así como sobre sistemas acuícolas multitróficos integrados y adaptación al cambio climático.

Restauración del ecosistema

Al tiempo que se promueve una nueva alimentación basada en este tipo de productos, mediante el fomento del intercambio de orientación técnica, conocimientos y experiencias entre productores y empresas interesadas, «el objetivo es facilitar el desarrollo de la acuicultura sostenible en el Mediterráneo, desarrollando a la vez capacidades para la restauración de los ecosistemas» a través de esta actividad.

Quizás te interese

La economía azul contará con 25.000 metros cuadrados en los ‘tinglados’ de Sant Bertran del Port de Barcelona en 2027