La futura Rambla del Port prolongará las Ramblas en línea recta sobre el mar hacia el World Trade Center
,

La futura Rambla del Port prolongará las Ramblas en línea recta sobre el mar hacia el World Trade Center

El Moll de Barcelona, que en 2026 estará finalmente libre de cruceros, se reformulará por completo para acoger nuevas actividades náuticas y de ocio

El Plan Estratégico del Port Vell prevé, con una inversión pública y privada de 250 millones, reformular espacios para acoger nuevas actividades de ocio y generar un polo de referencia en economía azul

«La necesidad de descarbonizar hace obligatorio lo que antes era optativo»

La futura Rambla del Port prolongará las Ramblas en línea recta sobre el mar hacia el World Trade Center

por Glòria Ayuso

La futura Rambla del Mar prolongará las Ramblas en línea recta mediante un paso sobre el mar hacia el World Trade Center. El Port de Barcelona contempla de esta forma mejorar la afluencia de ciudadanos al Moll de Barcelona, que en 2026 finalmente estará libre de cruceros, y que se reformulará por completo.

A pie de las Ramblas, el Port Center, en el Portal de la Pau y que funcionará como espacio de divulgación abierto a la ciudadanía, supondrá la entrada al nuevo Port Vell, que atraviesa por una profunda transformación para que sus espacios sean de uso ciudadano. El nuevo Port Vell será más local, para comprar, pasear, aprender a navegar o remar e investigar, ha explicado su director, David Pino, durante la presentación del Plan Estratégico 2025-2030. Las concesiones de las actuales actividades en diversos puntos llegan a su término, lo que permite cambiar el modelo, y repensar los espacios con mirada de futuro.

Nuevas actividades

Concretamente, en 2026 termina la concesión de la última terminal de cruceros en el Moll de Barcelona, en el proceso de desplazar hacia el sur toda la actividad portuaria y dejar libre para el uso más ciudadano el Port Vell. La reformulación del Moll de Barcelona libre de cruceros supondrá la apertura a nuevas actividades de remo, de vela y de alquiler de embarcaciones. En los espacios del Moll de Barcelona norte, su lado más próximo a las Ramblas, se construirá un nuevo pantalán para ubicar «actividades que actualmente se desarrollan en Drassanes», ha explicado el presidente del puerto Lluís Salvadó, probablemente el servicio de Las Golondrinas.

En este lugar se encuentra la base de Emirates Team New Zealand de la Copa América de vela, que quedará libre y también albergará nuevos usos. Una posibilidad es que pueda acoger el Instituto de Logística, que en estos momentos ocupa de forma temporal dependencias del World Trade Center y está buscando nueva ubicación.

Ganar 15 hectáreas

El Plan Estratégico del Port Vell 2025-2030 contempla, en su apertura a la ciudad, ganar 15 nuevas hectáreas para uso ciudadano, alcanzando un total de 80, a medida que la actividad propiamente del puerto se traslada hacia el sur. El plan, que conllevará inversiones por valor de 250 millones de euros, un 55% procedentes de la iniciativa privada, incorpora la mejora de la permeabilidad del puerto con los barrios del Born, la Barceloneta y Drassanes, y la construcción del Liceu Mar en el antiguo Imax.

Asimismo, prevé sumar 1.000 nuevos puestos de trabajo fruto de la creación de un polo de economía azul que quiere ser referente a nivel mundial.

Salvadó ha explicado que el 80% de las acciones del anterior plan 2021-2025 están acabadas o en desarrollo. La Copa América de vela ha comportado una redefinición de prioridades para acoger su celebración, motivo por el cual se avanza la edición del nuevo plan estratégico, con el fin que en noviembre de este año se inicie la segunda parte de la transformación. El nuevo plan se ha elaborado con la participación de los diferentes actores de la Comunidad Portuaria y del Ayuntamiento de Barcelona, como ha destacado el presidente del puerto, Lluís Salvadó. Se trata, además, de un plan coherente con la planificación estratégica de Catalunya y de Barcelona y de desarrollo de la economía azul, ha destacado.

Quizás te interese