Realidad inmersiva, juguetes de agua y robótica subacuática
,

Realidad inmersiva, juguetes de agua y robótica subacuática

Las nuevas empresas del Port Olímpic invitan a los ciudadanos a descubrir el mar y los deportes náuticos. Las dedicadas a infraestructuras y servicios marítimos prevén crecer ante el aumento de las inversiones en el océano

El polo de economía azul del Port Olímpic alcanza el 50% de la ocupación

Realidad inmersiva, juguetes de agua y robótica subacuática

por Glòria Ayuso

El local número 1 del nuevo polo de economía azul del Port Olímpic tiene previsto abrir este lunes 1 de julio para ofrecer una experiencia inmersiva con realidad virtual. Así lo prevé Xavier Martínez, coordinador de Sea Starlight, que trasladará a los visitantes a una embarcación del siglo XVI para aprender a orientarse con las estrellas. La empresa complementa esta propuesta con salidas nocturnas de dos horas en velero para ver las estrellas frente a la costa de Barcelona, salvando la contaminación lumínica.

Volar sobre el agua

Enric Pou y Adrián Valios, impulsores de Water Toys, ya están plenamente instalados en el Port Olímpic, donde venden y ofrecen actividades para probar sus juguetes de agua. Su producto estrella son los foils propulsados por motor eléctrico o viento. Como un patinete que vuela sobre la superficie del mar gracias a su hidroala, igual que lo hacen los grandes veleros de la Copa América de vela, este aparato, ya popular en Australia, está llamado a desplazar a la tradicional moto acuática, que consume combustible y es fuente de contaminación ambiental y acústica. Water Toys nació hace cinco años en Marina Vela, y ve en su cambio de ubicación en el Port Olímpic una oportunidad de acercarse más a ciudadanos y turistas. Su propuesta ya triunfa en Ibiza. En las Baleares, la principal atracción es el agua. En Barcelona, la ciudad ya es un gran atractivo, y las personas no tienen la misma relación con el mar, considera Pou, si bien la apuesta del Port Olímpic de abrir la ciudad a las actividades náuticas los ha convencido para su nueva ubicación. Water Toys ocupa dos locales: en el Moll Mestral reciben a los clientes y comercializan sus actividades en un espacio con tienda de ropa deportiva. En el Dic de Recer cuentan con una muestra de juguetes de agua y un amarre desde donde salen sus actividades de mar.

Conservación del océano

También en julio abrirá el local que será la sede de Bluewave Alliance, una alianza entre empresas, emprendedores y científicos para desarrollar proyectos de conservación y restauración del océano. El espacio abierto al público tiene como misión sensibilizar sobre el estado del océano, su vital función para el equilibrio del planeta y la necesidad de actuar para recuperarlo. Una escultura de una espora gigante en medio del paseo será el reclamo para explicar su intención de sumergir en diversos puntos del océano estructuras para el fomento de la regeneración marina.

Sergi Rosés, de Electric Inside Boats, fue uno de los primeros en instalarse en el Port Olímpic. Cuenta con tres amarres para mostrar sus barcas eléctricas y su propuesta para pasar del diésel a formas de propulsión no contaminantes. Sin embargo, espera que acaben las obras del Port Olímpic para abrir sus dos locales en el Dic de Recer. «Abrir cuando hay camiones y grúas no es lo mejor», considera, esperando que todo esté listo «antes de que empiece la Copa América de vela, para no perder oportunidades». Lamenta que las puertas de los locales son muy pequeñas, cuando un puerto requiere de uso de remolques y toros. No obstante, considera que «la transformación del Port Olímpic a nivel de ciudad es espectacular y habrá un gran flujo de gente».

Trabajos subacuáticos

Un club de vela (Wind Catchers) y dos de submarinismo; una tienda de productos relacionados con la vela ligera (Alisios Barcelona); una empresa de socorristas; una de alquiler de barcos y otra de construcción y reparación de buques son otras de las propuestas que abrirán en el Port Olímpic.

Los locales del Moll Mestral, más próximo a la ciudad y al paseo ciudadano, se dirigen a actividades al público, mientras que el Dic de Recer concentra empresas que ofrecen servicios para otras compañías. El abanico de actividades que se desarrollan en el océano crece a medida que aumenta el interés por el mar a todos los niveles, y se requieren nuevas infraestructuras, energías renovables y recursos marinos, sistemas de exploración y recogida de datos, recuperación de la biodiversidad e investigación científica, etc. Sorigué ha implantado aquí su división de obras marítimas y trabajos subacuáticos.

Formación y robótica

Pronautic, que se instala en el Port Olímpic para ofrecer sus formaciones que van de la náutica de recreo hasta la profesional homologada de marina mercante y portacontenedores, contempla posicionarse en la formación de profesionales que realizan rescates submarinos y actividades offshore, explica su director general, el ingeniero náutico Lluís Basiana.

De la misma forma, la empresa de robótica e inteligencia artificial para la monitorización EMCC Instrumentation también se ubica en el Port Olímpic ante los nuevos servicios y el volumen de trabajo que puede suponer la actividad relacionada con el océano.

Quizás te interese