Barcelona acoge su primer bautizo de un equipo de la Copa América de vela: Alinghi Red Bull Racing pone en el agua su BoatOne
,

Barcelona acoge su primer bautizo de un equipo de la Copa América de vela: Alinghi Red Bull Racing pone en el agua su BoatOne

Los suizos presentan su AC75 en el Port Vell, con el que competirán este verano en la capital catalana

La Fura dels Baus ‘descubre’ el barco del equipo suizo de la Copa América de vela que competirá en Barcelona

Barcelona acoge su primer bautizo de un equipo de la Copa América de vela: Alinghi Red Bull Racing pone en el agua su BoatOne

por Cristina Buesa

Los suizos de la Copa América de vela se han convertido este martes en el segundo de los seis equipos en botar el barco con el que competirán este verano en Barcelona. Después de los italianos, que lo hicieron el sábado en Cerdeña, Alinghi Red Bull Racing ha sido, eso sí, el primero que echa al agua el AC75 en aguas catalanas y, fieles a su vocación de integración en la ciudad, se hicieron acompañar de los Castellers de Sarrià para el acto de botadura.

El velero ‘volador’ BoatOne estaba celosamente guardado celosamente en la base del Port Vell desde principios de marzo después de haberlo construido en Suiza, tal como marcan las normas de la histórica competición, que data de 1851. A pesar de que hace unos días la Fura dels Baus hizo un espectáculo para el equipo y sus familias en el que se descubrió el casco, no ha sido hasta este martes cuando se ha podido ver con todo detalle los ‘foils’ con los que el AC75 se desplaza a 50 nudos sobre la superficie (unos 100 kilómetros por hora).

Una ‘anxaneta’ sube el champán

La encargada de bautizar el barco ha sido Chiara Bertarelli, hija del dueño de Alinghi Red Bull Racing, que ha estrellado una botella de champán que le había entregado la ‘anxaneta’ de los Castellers de Sarrià, que ha hecho un ‘pilar de quatre’ con varios miembros del equipo de vela como ‘piña’.

En la explanada de la base, los 150 miembros de la escuadra helvética han seguido entusiasmados la celebración de la botadura. A las 14.18 horas, el casco se ha hundido por primera vez en las aguas del puerto entre vítores de ingenieros, deportistas, analistas, entrenadores y el resto del grupo.

Botín, satisfecho

«Ha salido el barco que ha salido, no sé si es extremo o no, pero es un AC75 fruto de un grupo de diseño en el que hemos trabajado durante estos tres años con muy buen ambiente y es competitivo para navegar en todo tipo de condiciones, con más o menos viento y con más o menos olas», ha explicado en una entrevista con este diario el diseñador de Alinghi Marcelino Botín, uno de los ingenieros navales más prestigiosos del mundo.

Dentro de unos días, ya se pondrán las velas del BoatOne de Alinghi para que empiece a entrenar frente al litoral de Barcelona. De momento, no le acompañará ningún otro AC75, ya que el italiano sigue en su país y el neozelandés de Emirates Team New Zealand aún se tiene que botar y transportar por barco hasta Europa. Americanos, británicos y franceses aún no han revelado cuando botarán los suyos.

Quizás te interese

La economía azul contará con 25.000 metros cuadrados en los ‘tinglados’ de Sant Bertran del Port de Barcelona en 2027