Auto Agregado por WPeMatico

Retan a estudiantes de ingeniería a construir un mini velero y competir en una regata universitaria

El Camino de Santiago también se hace por mar

Nos recibís como héroes, pero hemos pasado miedo

por Glòria Ayuso

Esta experiencia ha sido preciosa. Nos ha enseñado que en esta vida, tengas la edad que tengas, se puede luchar y hacer frente a las grandes adversidades. Son las palabras de agradecimiento que Eva María Sala, profesora de la escuela Ramar 2 de Sabadell, lanza junto con otros docentes a los regatistas que han cruzado el Atlántico solos, con un velero de apenas 6,5 metros, en la regata Mini Transat.

Unos 5.000 estudiantes de primaria y secundaria de 65 escuelas han seguido la travesía en tiempo real. Antes de la partida, los alumnos apadrinaron a varios navegantes e intercambiaron mensajes de apoyo. Un encuentro en el Museu Marítim y retransmitido en streaming les ha servido para hablar sobre esta gran aventura, apadrinada también por la Fundació Barcelona Capital Nàutica (FBCN), con dos de sus héroes: Fede Norman y Carlos Manera, segundo clasificado en la competición.

Las dificultades no fueron pocas. Sin contar con GPS, móvil ni ningún tipo de ayuda, en medio del mar y de una tormenta te preguntas qué estás haciendo aquí, revela Manera.

En su travesía, Norman vio orcas, y unos peces voladores que pegaban golpes al pequeño barco. Pero lo peor fue el momento en el que apareció un tiburón: Tenía que resolver un problema bajo el casco y me tuve que tirar al agua. Tomé valor, y cuando salí me sentí como si hubiera aprobado un examen.

Nos habéis recibido como héroes, pero hemos pasado miedo, admite Manera. En su caso, fue cuando de noche se le rompió el balcón, la barrera del velero que evita caer al mar: No veía nada y temía perderme en el agua.

Sin opción a abandonar

Pero en medio del mar ya no puedes abandonar, constata Manera. Cuando estás solo, te apoyas en las personas que quieres, a los que en tu día a día muchas veces dedicas poco tiempo porque estás ocupado. Y me llevé vuestras caricaturas, que también me acompañaban, explica Fede Norman, que también confiesa que durante las largas noches de esta travesía de 22 días también contaba con Newman, un peluche que se asemeja a su mascota: Con él discutía la estrategia que debía seguir.

En estas condiciones, encontrarse con otro navegante es una gran alegría: Desaparece la competición: nos abrazamos, hablamos Si el otro necesita ayuda, no dudas en desviarte de la ruta, asegura Carlos Manera.

Comida de astronauta

Lo primero que piensas al llegar, además de querer comer una hamburguesa tras días de ingerir comida de astronauta, ríe Manera, es que los sueños se hacen realidad si le pones unas ganas tremendas, añade Norman.

Ambos navegantes afirman que les sirvió en sus peripecias tener referentes, y por ello se muestran muy dispuestos a explicar sus experiencias a los jóvenes estudiantes. No perdáis el tiempo, haced las cosas que os motiven, decididamente, transmite Norman.

Inteligencia emocional

A las preguntas de las alumnas sobre por qué hay solo nueve mujeres en la competición, Manera responde: Cada vez hay más. Este es un deporte inclusivo: no gana la fuerza, ni la edad, la gran diferencia la marca la inteligencia emocional.

Con vosotros hemos aprendido la cultura del esfuerzo, lo necesitamos, constata Pilar Martin, maestra de la escuela Rec Comtal de Barcelona. Hemos seguido el tracker cada día y cuando no podíamos, los alumnos lo reclamaban. Y cuando no veían algún barco, se inquietaban, explica otra de las profesoras. El programa les ha permitido enseñar de forma transversal y con gran interés de los alumnos conocimientos en ciencia, medio marino, sostenibilidad, geografía y matemáticas.

Este es uno de los proyectos en los que estamos más orgullosos de participar. El mar nos sirve para aprender a ser mejores personas, afirma el director del Museu Marítim, Enric Garcia.

Los héroes piden apoyo

Aun así, pese a ser el segundo clasificado de la Mini Transat, Manera está buscando sponsors para poder acabar la temporada: Para las empresas es muy interesante unir estos valores y este sentimiento a la marca, porque los sueños, también hay que financiarlos.

El conseller de Empresa i Treball y presidente de FBCN, Roger Torrent, ha aprovechado para recordar a los alumnos que este verano tendrá lugar en Barcelona la que es la gran cita mundial de la vela, la Copa América de vela, una gran oportunidad para renovar nuestra mirada hacia el mar y despertar nuevas vocaciones. Como cuando las Olimpiadas, os invitamos a vivir este momento intensamente, les invita Torrent.

Quizás te interese

La economía azul contará con 25.000 metros cuadrados en los ‘tinglados’ de Sant Bertran del Port de Barcelona en 2027

Nueva convocatoria de ayudas a empresas y ‘startups’ para modernizar los puertos

El Port de Tarragona tendrá su vivero de empresas sobre economía azul

El fondo Ports 4.0 financia 132 ideas y proyectos para mejorar las operaciones en los puertos

por Glòria Ayuso

El fondo financiero Ports 4.0 ha invertido hasta la fecha más de 50 millones de euros en 132 ideas y proyectos destinados a innovar en la mejora de la gestión, las operaciones y la sostenibilidad de los puertos, según el responsable de Innovación de Puertos del Estado, José Llorca. Este fondo, creado a partir de la aportación del 1% de los ingresos recurrentes de los puertos estatales, lanza cada año desde 2020 una convocatoria, en estos momentos abierta, para subvencionar a través de tres líneas nuevas ideas, proyectos en fase de desarrollo y aquellos que ya se encuentran en la etapa comercial.

Una de las empresas fue Delonia, que en 2021 presentó su proyecto para mejorar la gestión a tiempo real del flujo de tráfico de personas y vehículos en las operaciones de desembarco en las terminales de cruceros. Además de acceder a financiación, pudo probar su producto piloto en el Port de Barcelona con el despliegue de sistemas de sensorización y la utilización de inteligencia artificial. Los datos sobre la ocupación de todos los espacios permiten detectar la agilidad de las operaciones, así como situaciones problemáticas como la falta de transporte para responder a un flujo determinado o la invasión inapropiada de una zona de gran tránsito.

Herramientas de software

A partir del resultado, se propuso una aplicación a base de sensores para los gestores de los puertos, las empresas de cruceros que pueden detectar cuándo es el mejor momento para realizar el desembarco, los servicios de transporte para acudir en el momento que llegan los turistas, y el Ayuntamiento para conocer la situación. Las ayudas nos sirvieron para abaratar el producto y dotarlo de las herramientas necesarias de software hasta obtener un sistema robusto e industrial que también puede aplicarse en estaciones de tren, ha explicado este lunes el responsable de proyectos de la empresa, Juan Martínez.

El cofundador de Gandolapp, José Manuel Juan, presentó únicamente una idea que empezó como un power point, como ha recordado, y tras obtener el apoyo de Ports 4.0 pudo convertirse en una empresa que emplea por el momento a siete personas. Su producto se basa en una aplicación que agiliza la monitorización de las mercancías desde que salen del puerto hasta su destino, facilitando la comunicación entre los conductores de los camiones y las empresas de transporte.

60% sobre eficiencia logística

Tras ser elegidos, dieron cuerpo al proyecto y validaron su idea con empresas de transporte. Su socio impulsor ha destacado que formar parte de este programa le ha permitido acudir con su producto a otros puertos, también fuera de España. Cerca del 60% de los proyectos adjudicados en la última convocatoria tratan sobre eficiencia logística y digitalización de los procesos, mientras que otro tercio están relacionados con la sostenibilidad.

El Port de Barcelona, además de apoyar explícitamente los proyectos que se presentan a la convocatoria que considera más interesantes para que puedan acceder a los fondos, facilita el contacto entre los impulsores de las propuestas y las empresas que operan en el puerto, destaca el Jefe de Innovación, Carles Rúa. Asimismo, proporciona información y abre los espacios a las iniciativas que se testean en sus inmediaciones.

Futuro hub de innovación

El puerto ha creado a su vez la fundación privada Barcelona Port Innovation para poder desarrollar ideas, proyectos y prototipos que respondan a las necesidades de la Autoritat Portuària de Barcelona, algunos de los cuales se presentan a su vez al programa Ports 4.0. Además de colaborar con el programa B-Blue de Barcelona Activa, cuenta con el espacio de coworking para ‘startups’ del ecosistema portuario en el Pier 01, el Blue Tech Port, si bien prevé abrir un gran hub de innovación de 20.000m en los tinglados de Sant Beltran en 2026.

Quizás te interese

La economía azul contará con 25.000 metros cuadrados en los ‘tinglados’ de Sant Bertran del Port de Barcelona en 2027

Los países presentan sus planes para descarbonizar la industria marítima

El Port de Tarragona empieza las obras para alimentar con renovables el Moll de Costa



<div>Nueva convocatoria de ayudas a empresas y ‘startups’ para modernizar los puertos</div>
<p>«></img></p>
<p style=por Glòria Ayuso

Puertos del Estado ha abierto una nueva convocatoria de ayudas, dotada con 6,75 millones de euros, que apoya nuevas ideas o proyectos innovadores en fase de comercialización que permitan modernizar el sector portuario. El Fondo Ports 4.0 es una iniciativa de innovación abierta del sistema portuario español, financiada por el Fondo de Compensación Interportuario, que busca atraer y apoyar el talento y emprendimiento en el sector logístico-portuario, tanto público como privado. El objetivo es impulsar la creación o consolidación de empresas emergentes, ‘startups’ o nuevas líneas de negocio.

La convocatoria se dirige a soluciones, ideas o proyectos que desarrollen un nuevo producto, servicio o proceso relacionado con áreas como la eficiencia logística, la sostenibilidad ambiental y energética, la seguridad, la digitalización de procesos y de plataformas inteligentes y cualquier otra solución innovadora con impacto en el sector logístico portuario, en el sector náutico o pesquero portuario, como indica Ports 4.0 en la convocatoria. Ninguna de las ideas o proyectos deben haberse puesto en práctica anteriormente en el sector portuario tanto a nivel nacional como internacional.

Hasta el 80% de la inversión

El programa dedicado a la presentación de nuevas ideas, al que se destinan 750.0000 euros, admite solicitudes hasta el 29 de febrero. La subvención podrá ascender como máximo a un 60% para pequeñas empresas, el 50% de la inversión como máximo en el caso de medianas empresas y un 40% para las grandes.

La presentación a la convocatoria del programa dedicado a proyectos en fase comercial, que cuenta con 6 millones de euros, está abierta hasta el 29 de marzo. En este caso, la subvención podrá ascender a un máximo del 80% de la inversión del proyecto para pequeñas empresas, un 75% para medianas y hasta un 65% para grandes empresas.

Asesoramiento gratuito

Como parte del programa, Ports 4.0 ofrece de forma opcional a los participantes el acceso gratuito a una red de tutores técnicos ubicados en sus 14 sedes, destinados a asesorar acerca de las ideas y proyecto, y en la preparación y presentación de la documentación técnica de candidaturas.

Este programa aspira a potenciar la eficiencia, sostenibilidad y competitividad del comercio, la logística y el transporte centrándose en los puertos, principales nodos en la cadena logística, a través del uso de la nueva tecnología. Contempla así la aplicación de tecnologías disruptivas como nuevos materiales, vehículos autónomos, robótica, infraestructuras inteligentes, Internet de las cosas, Big Data, inteligencia artificial, realidad virtual y aumentada, impresión 3D y blockchain.

La iniciativa forma parte del Plan de Innovación para el Transporte y las Infraestructuras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, alineado con la Estrategia Española de Ciencia e Innovación y el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación.

Quizás te interese

La economía azul contará con 25.000 metros cuadrados en los ‘tinglados’ de Sant Bertran del Port de Barcelona en 2027

España eleva del 12% al 21% la protección de los espacios marinos

El primer centro de divulgación marina de España cumple 40 años

El mundo del buceo se dará cita en Cornellà del 23 al 25 de febrero

por Glòria Ayuso

El mundo del buceo se dará cita en el Mediterranean Diving Show, que reunirá a fabricantes, centros de inmersión, escuelas, organizaciones, tiendas especializadas, agencias de viaje y asociaciones del 23 al 25 de febrero en Fira de Cornellà.

El salón mostrará las últimas novedades en cuanto a equipos de inmersión para todos los niveles, desde principiantes hasta profesionales, así como todos los utensilios prácticos y los más innovadores, para el ejercicio del buceo en cualquier fondo marino.

Primer bautizo

Los niños y niñas a partir de ocho años podrán hacer el primer bautizo de inmersión con la ayuda de instructores profesionales en una piscina climatizada que se instalará en el interior del recinto, en la que también se llevarán a cabo demostraciones de los equipos y materiales.

La feria también es un escaparate de los distintos destinos vacacionales relacionados con el buceo y de una extensa oferta en cursos y formaciones para obtener todo tipo de titulaciones en las distintas disciplinas que incluye el sector de las actividades subacuáticas.

Estado del Mediterráneo

El salón acoge las Jornadas Técnicas Profesionales, un foro de presentación y debate de nuevas tendencias, análisis del presente y el futuro del sector y donde ven la luz nuevas iniciativas relacionadas con el submarinismo. Expertos del sector tratarán, entre otras cosas, los efectos del cambio climático en el Mediterráneo y el impacto económico del buceo recreativo en Catalunya.

El Mediterranean Diving Show (MDS), que contará además con exposiciones y otras actividades paralelas, suma ya 24 ediciones, ya que nació como Salón de la Inmersión, aprovechando la gran afición por este deporte en Catalunya, en el año 2000.

Quizás te interese

La economía azul contará con 25.000 metros cuadrados en los ‘tinglados’ de Sant Bertran del Port de Barcelona en 2027

La publicidad también navega en catamarán

Crían a su hijo en un velero en el que darán la vuelta al mundo

Las ventas de embarcaciones crecen un 2,2% en España en 2023

por Glòria Ayuso

El mercado náutico cerró 2023 con un total de 5.976 matriculaciones, lo que supone un 2,2% más que el año anterior, según el Informe del mercado de embarcaciones de recreo de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (Anen), elaborado a partir de los datos de la Dirección General de la Marina Mercante.

El sector vive una transformación con el aumento de las ventas de embarcaciones dedicadas al alquiler en detrimento de las de propiedad. Concretamente, el mercado del chárter náutico cerró 2023 con 2.057 matriculaciones de embarcaciones de recreo para uso de alquiler, un 4,79% más que en 2022, y ya representa el 34,4% de las ventas totales.

Las Balears, al frente

Las Illes Balears lideraron el mercado de embarcaciones de alquiler en 2023, con 608 matriculaciones, lo que representa un 30% de cuota. Catalunya, la segunda con mayor impacto en el mercado de alquiler de embarcaciones de recreo, alcanzó una cuota del 22% y 456 matriculaciones, un 13% más con respecto a 2022.

Crece la pequeña eslora

Las matriculaciones aumentaron en los segmentos de pequeña eslora, en especial el segmento de embarcaciones de hasta seis metros (un 7,5%) y en el de los barcos de entre 12 y 16 metros (1,3%). El resto de las esloras retrocedieron, con mayor incidencia en el segmento de las embarcaciones mayores de 16 metros. Las motos de agua siguieron siendo el segmento que más creció (+50%) con respecto a 2022, así como las embarcaciones neumáticas plegables (+16%).

Andalucía, Catalunya y las Illes Baleares se mantuvieron como las comunidades con mayor actividad náutica, con cuotas de mercado del 20%, 19% y 18%, respectivamente. Andalucía matriculó 1.214 embarcaciones de recreo; Catalunya, 1.133; y, las Illes Balears, 1.075. Por su parte, Canarias experimentó un crecimiento del 50% respecto a 2022, con 482 embarcaciones matriculadas.

Incertidumbre mundial

Pese a la estabilidad del mercado náutico en 2022, existe una tendencia descendente que previsiblemente se va a extender durante el próximo año, según el director general de ANEN, Jordi Carrasco, que lo atribuye a la incertidumbre que aportan los conflictos internacionales y que impactan en la actividad recreativa de navegación.

El sector deberá hacer un esfuerzo significativo en innovación, que respaldado por una adecuación de la fiscalidad y el avance de los cambios normativos en curso, podrá mantener y ampliar una oferta atractiva que estimule las ventas, afirma Carrasco.

Copa América, la oportunidad

El sector ve en la Copa América de Vela una oportunidad para generar impacto y un aumento en la afición por el deporte náutico. Aun así, el secretario general al Clúster Nàutic Català, Miquel Guarner, apunta a una transformación del mercado motivado por cambios en las nuevas generaciones.

Estamos pasando del modelo de la propiedad al del alquiler, ya que mientras antes se optaba por un barco amarrado junto a la segunda residencia, los usuarios prefieren ahora viajar a distintos lugares y arrendar allí donde se encuentren, expone.

Quizás te interese

La economía azul contará con 25.000 metros cuadrados en los ‘tinglados’ de Sant Bertran del Port de Barcelona en 2027

Copa América de vela e IA: todavía lejos de apartar a los ingenieros del diseño

La economía azul demanda nuevos perfiles profesionales

Retan a estudiantes de ingeniería a construir un mini velero y competir en una regata universitaria

por Glòria Ayuso

Diseñar y construir un velero de radiocontrol a escala reducida, y tenerlo listo en un máximo de cuatro meses para competir el 26 de mayo en una mini regata es el reto que se ha lanzado a estudiantes de tercero y cuarto año de ingeniería de las universidades catalanas.

Los equipos interesados tienen hasta el 26 de enero para inscribirse y sumergirse en este proyecto innovador, la regata universitaria RC Sailing, que busca acercar el mundo náutico a los futuros ingenieros e ingenieras. El equipo del mini velero vencedor podrá presenciar el próximo otoño desde un lugar privilegiado la Copa América de Vela, el tercer evento deportivo con más audiencia del mundo, después de los Juegos Olímpicos y del Mundial de fútbol. No sólo eso, sino que tendrá la oportunidad de conocer en persona a los reconocidos ingenieros de cada equipo, que se dedican a fondo al diseño de las embarcaciones de esta competición, en la que manda la última tecnología.

Equipos de seis miembros

Los participantes pueden inscribirse formando equipos de hasta seis integrantes, a los que, durante el transcurso de los cuatro meses, se les proporcionará herramientas y conocimientos sobre los principios de navegación y los aspectos técnicos para cumplir con este reto, explica el coordinador del proyecto, Jordi Oliva. En total, recibirán 75 horas de formación de expertos del sector náutico, que su universidad convalidará mediante 3 créditos ECTS. Cada equipo contará con una beca de 500 euros, el dinero máximo que podrá gastar en el diseño y la adquisición de todos los materiales necesarios para la construcción de su velero.

El inicio oficial de la competición será el 30 de enero, cuando empezarán el trabajo de conceptualización del proyecto con el apoyo de los tutores. Posteriormente, llevarán a cabo la construcción de los prototipos en el Espai Drassana del Institut de Nàutica de Barcelona, donde también participarán en seminarios sobre los principios de navegación y propulsión. El objetivo es estar el 26 de mayo, con todo a punto, en la línea de salida de la regata, indica con determinación Oliva.

Espacio para la creatividad

La reglamentación indica que las embarcaciones deberán tener un metro de eslora, un mástil máximo de 1,60 metros de altura y medio metro de calado. Unas especificaciones que, en realidad, dejan mucho margen a la creatividad y la innovación de cada equipo, ya que permiten la participación de prototipos con diseños muy distintos, desde monocascos a trimaranes, apunta el coordinador del proyecto. Oliva ha presentado la iniciativa durante el mes de diciembre en las aulas de distintas universidades, lo que ha motivado la inscripción, por el momento, de ocho equipos.

La competición está abierta a la participación de hasta 25 grupos. Queremos mostrar a los futuros ingenieros que el mar está lleno de opciones laborales, que quizás todavía no han tenido la oportunidad de conocer, explica Mireia Cornudella, responsable de proyectos del área de Formación, Divulgación y Educación de la Fundació Barcelona Capital Nàutica, impulsora de esta iniciativa en colaboración con Glooers Technologies.

Tras esta experiencia, los promotores de la iniciativa se plantean convertir esta convocatoria en un evento internacional con la participación de universidades de todo el mundo. Se busca que sirva para que las empresas del sector náutico encuentren personas en la universidad con talento e interesadas en el mundo náutico y en la ingeniería de competición. Este sector lo necesita, subraya Oliva.

La oportunidad única de poder encontrarse con los ingenieros de la Copa América de Vela, la Fórmula 1 de la vela, ha animado al equipo de Sergi Lucio Vallespín, estudiante de la Facultat de Nàutica de Barcelona (FNB), a apuntarse a la convocatoria. Poder hablar con ellos es como si te tocara la lotería. Seguir de cerca la Copa América de Vela es ver cómo estos tecnólogos, los mejores del mundo, exponen sus últimos avances y secretos , afirma con entusiasmo. Gracias a sus investigaciones, los veleros de la Copa América pueden ir el doble de rápido que el viento que los propulsa, incide. Los 500 euros que su equipo puede invertir para hacer el prototipo de un metro de eslora permiten, según el estudiante, hacerse con buenos materiales y, sobre todo, sacarle el máximo de jugo a la inspiración y la creatividad. El diseño es muy importante, hay que cuidar muchos detalles, buscar formas hidrodinámicas, estudiar laPor favor, ponte en contacto con Renr lo antes posible para intentar solucionar el problema. Error pubfrontal backend response» target=»_blank»> curvatura de la vela para aprovechar al máximo el viento, indica Vallespín, que considera que es igual de importante vigilar el peso del barco para que sea rápido como, el día de la regata, saber seguir el rumbo teniendo en cuenta el viento, para no perder un segundo.

Quizás te interese

La economía azul contará con 25.000 metros cuadrados en los ‘tinglados’ de Sant Bertran del Port de Barcelona en 2027

El primer centro de divulgación marina de España cumple 40 años

El 37% de las basuras en las playas proviene de la actividad humana en el mar

La comunidad científica se moviliza para luchar contra la acidificación del mar

por Glòria Ayuso

El 8 de enero se ha convertido en una fecha significativa para la concienciación y la acción global contra la acidificación de los océanos. El pH del océano se está alterando, y a nivel global se encuentra en 8,1, una cifra que simboliza el desafío que enfrentamos, según el Programa de Investigación de Acidificación Oceánica para la Sostenibilidad (OARS). De aquí que la Fundación del Océano promueva en esta jornada el Día de la Adificación del Mar.

La escala de pH es logarítmica, y una disminución de pH de 8.2 a 8.1 implica aproximadamente un 30% de aumento en la acidez del agua de mar. Cada año, el océano absorbe aproximadamente el 25% de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) producidas por el ser humano, aumentando la acidez a medida que se disuelve en el agua de mar. Este cambio está dificultando a organismos como los corales y moluscos la producción de sus conchas o esqueletos, lo que genera una gran disrupción en la biodiversidad marina, impactando en la salud de los ecosistemas.

Alteraciones en moluscos

La acidificación oceánica debido a la actividad humana ya está provocando alteraciones en la producción de conchas de plancton marino en el mar Mediterráneo, según un estudio liderado por el ICTA-UAB. Se demuestra así la alteración, en toda la cuenca, de la producción de calcita marina bajo el aumento de las concentraciones atmosféricas de CO2 y la acidificación de las aguas superficiales en el mar Mediterráneo, explica Patrizia Ziveri, oceanógrafa del ICTA-UAB.

La acidificación tendría efectos negativos sobre los servicios que ofrecen los ecosistemas marinos, incluida la regulación del clima, el funcionamiento de los ecosistemas oceánicos y la seguridad alimentaria, lo que pone de relieve, indica el estudio, la importancia de la mitigación del cambio climático mediante una reducción drástica de las emisiones de CO. El estudio se ha realizado en colaboración con la Universidad de St. Andrews (Reino Unido), el Instituto Max Planck de Química (MPIC) de Maguncia (Alemania) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Barcelona, y publicado en la revista Communications Earth & Environment.

Acción colectiva

La necesidad de monitorizar y combatir los cambios que experimenta el océano ha llevado al programa de la Década del Océano de la ONU a integrar la iniciativa del OARS, que busca movilizar a la comunidad científica para la observación de cambios en la química del océano, la identificación de los impactos en la vida marina y el apoyo a la sostenibilidad de los ecosistemas marinos, según su codirector, Steve Widdicombe. La aportación de pruebas científicas quiere motivar que se tomen nuevas decisiones para mitigar las amenazas de la acidificación oceánica desde las costas, los ríos y los océanos abiertos».

La Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI), que realiza el seguimiento de la acidez marina promedio medida en un conjunto de estaciones de muestreo representativas, se ha propuesto desarrollar un sistema que facilite la recopilación y comparación de datos relevantes no solo para detectar los cambios químicos, sino también identificar al mismo tiempo los impactos en la vida marina y sus repercusiones en todo el medio.

Macroalga gigante

Esta acción colectiva de toda la comunidad científica es la que persigue la OARS, junto con la Red Global de Observación de la Acidificación Oceánica (GOA-ON). Combatir la acidificación está generando una nueva actividad en muchos frentes, como refleja su web, que va sumando proyectos y compromisos de las organizaciones que se adhieren. Un ejemplo es un proyecto que investiga cómo el cultivo de macroalga gigante (Macrocystis pyrifera) mitiga la acidificación oceánica y promueve la biorremediación, gracias a su capacidad de absorción de CO y de nutrientes. El proyecto evalúa en Namibia el impacto en la calcificación de conchas de moluscos y en la química del agua de mar circundante y comparte sus hallazgos.

Asimismo, organismos gubernamentales de los principales países también se han comprometido a desarrollar programas de investigación para contribuir con datos de calidad y utilizar conocimientos para apoyar acciones políticas y sociales, como indica el Centro Nacional de Oceanografía de Inglaterra, y estudiar los impactos biológicos del cambio climático, proyectar futuros escenarios de acidificación oceánica y fomentar la conciencia pública y el compromiso político sobre esta problemática, como también recoge la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos.

Quizás te interese

La economía azul contará con 25.000 metros cuadrados en los ‘tinglados’ de Sant Bertran del Port de Barcelona en 2027

El 37% de las basuras en las playas proviene de la actividad humana en el mar

La biodiversidad aumenta un 75% en las estructuras de regeneración marina del Port de Tarragona

El primer centro de divulgación marina de España cumple 40 años

por Glòria Ayuso

Era el año 1983, momento en el que los documentales de Jacques Cousteau habían logrado sembrar la semilla de la concienciación ambiental por el océano, cuando se inauguró el primer centro de divulgación marina de España. Se trata del Centre d’Estudis Marins de Sitges (CEM), que celebra su 40 aniversario en un entorno muy diferente. Ante el aumento de la concienciación ciudadana por el cambio climático y la necesidad de trasladar el papel vital del mar y de los ecosistemas marinos para el equilibrio del planeta y de la salud humana, el centro se embarca este año en una ampliación y mejora de sus instalaciones expositivas.

La Diputación de Barcelona adquirió la bonita casa que alberga el CEM, en el número 72 del paseo Marítimo de esta población del Garraf, bajo la condición de que debía destinarse a equipamiento de uso pedagógico. El alcalde del municipio en la época, Jordi Serra, fue el que propuso que, debido a su ubicación frente al mar y a la tradición marítima de la población, debía dedicarse al medio marino. No había referente en el que inspirarse, y se optó por un centro que diera servicio principalmente a las escuelas y también a la ciudadanía.

Red Natura 2000

Su misión es desde entonces acercar el medio marino y poner en valor la biodiversidad del litoral, que cuenta con una especie endémica de posidonia que se encuentra solo en el Mediterráneo y que tiene una gran importancia en todo el ecosistema, ya que es hogar de muchas especies que viven y se alimentan entre sus prados. Es por ello que el Espai Marí Costas de Garraf, que se extiende desde Castelldefels hasta Cunit, forma parte de la Red Natura 2000, zona protegida por la Unión Europea al contar con estas praderas de posidonia y también de Cymodocea nodosa o seba. El mismo espacio es además Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) al acoger a especies como el cormorán moñudo, la gaviota corsa y otras que emigran y anidan en estos lugares.

El centro, que recibe unas 10.000 visitas al año, ofrece talleres sobre la vida marina y actividades prácticas en las playas y el mar, poniendo también atención en la limpieza de las playas y el Por favor, ponte en contacto con Renr lo antes posible para intentar solucionar el problema. Error pubfrontal backend response» target=»_blank»>estado de la costa. En su laboratorio se observan de cerca diversas familias de seres marinos. Nuestro objetivo es despertar la curiosidad y el conocimiento sobre las maravillas del mar Mediterráneo y las costas del Garraf, explica el director del Centre d’Estudis Marins, Pau Aguiló.

Ciencia para adultos

Además de los programas educativos para escuelas y las actividades de fin de semana para el público en general, el CEM lleva a cabo proyectos de ciencia ciudadana para adultos y jóvenes: en salidas practicando snorkel se recolectan imágenes y datos sobre la biodiversidad marina y las especies detectadas. Los participantes analizan y vuelcan la información recogida para que esté disponible para la consulta pública en la plataforma Minka, sumándose a esta iniciativa creada por el Institut de Ciències del Mar.

Asimismo, en el último año el centro se ha aliado con la Federación de Actividades Subacuáticas y ha movilizado a submarinistas voluntarios para realizar un seguimiento de las praderas de posidonia frente a Vilanova i la Geltrú. Hemos detectado 130 especies diferentes, lo que refuerza la importancia de la posidonia como ecosistema vital, apunta el director del CEM. Las observaciones nos proporcionan datos relevantes, como una posible afectación en la biodiversidad por la presión pesquera o los efectos de los temporales en el enraizamiento de la posidonia, aspectos que deberemos ir comprobando en las investigaciones, añade.

Segunda estación de observación

El centro tiene previsto crear una segunda estación de observación para comparar las diferencias en el arraigo en distintas áreas de la costa. Para Aguiló, estas prospecciones «son cruciales para comprender mejor el impacto de los factores ambientales y antropogénicos en estos ecosistemas.

Paralelamente a la organización de las actividades, la reforma que proyecta el CEM en sus instalaciones, y que se llevará a cabo durante este año para estar a punto en 2025, busca abrirse más al público en general con una vistosa exposición permanente. El proyecto incluirá experiencias sensoriales con imágenes y sonidos del fondo marino. Buscamos fortalecer los vínculos de las personas con el mar, para aumentar la conciencia sobre la importancia de asegurar la salud del océano para poder también mantener nuestro bienestar, explica el director del centro.

Quizás te interese

La economía azul contará con 25.000 metros cuadrados en los ‘tinglados’ de Sant Bertran del Port de Barcelona en 2027

Una empresa de Barcelona fleta a científicos al remoto sur polar

5.000 alumnos siguen la llegada de los regatistas de la Mini Transat a su destino final

Crían a su hijo en un velero en el que darán la vuelta al mundo

por Glòria Ayuso

A los nueve días de nacer, Leo ya vivía en el velero Forquilla, su casa, en el que ha dado sus primeros pasos. Ahora tiene un año y siete meses y un equilibrio al son de las olas. Sus padres, Carmen Dopico y Oriol Busquets, planean dar la vuelta al mundo. Prevén zarpar el 27 de abril de Port Balís, en Sant Andreu de Llavaneras (Maresme, Barcelona), donde está amarrado el Forquilla y residen cuando no están viajando, que es muy a menudo.

Hace más de un año que preparan la que es para ellos la gran partida. Amante de la montaña y de los viajes, navegar se convirtió más tarde en la gran pasión de Oriol. Originario de El Masnou, siempre había tenido el mar enfrente. Vi que el velero era un medio increíble para viajar. No es tan inmediato, llegas de forma natural, viendo como sale y se pone el sol, describe.

Hija de pescador

La idea de este gran viaje surgió cuando conocí a Oriol, que me la contó, y yo me apunté. Pero queríamos formar una familia. Ahora no le veo sentido al proyecto sin Leo, comenta Carmen, gallega fascinada por el mar ya que de pequeña se levantaba a las cinco de la madrugada para acompañar a su padre a pescar.

Ambos trabajan en la industria del cine y la publicidad, ella como ayudante de dirección y él como cámara. Una experiencia que se refleja en cómo cuentan sus experiencias en su canal de Instagram, que ya suma 154.000 seguidores. Las redes están creciendo mucho y se han convertido en fuente de financiación, indica la pareja, que se ha encontrado con que en el mundo de la náutica no hay tanta gente como en el de los viajes, lo que ha despertado el interés de las marcas relacionadas con la navegación.

View this post on Instagram A post shared by Velero Forquilla (@velero_forquilla)

Carmen y Oriol invierten estos ingresos en el acondicionamiento del barco para el gran viaje. El colchón de ahorros que teníamos destinado para ello nos servirá para poder seguir viajando, explica ella.

Abiertos a lo que ocurra

El 27 de abril, entre las 18.00 y las 20.00 horas, partirán en dirección a las Baleares, para seguir hacia el sur, llegar a Canarias, para pasar por Cabo Verde e iniciar la travesía por el Atlántico hasta el Caribe. Tras cruzar el Canal de Panamá, la vuelta será por el Pacífico. Esos son los planes iniciales, que también incluyen estar abiertos a todas las circunstancias que puedan presentarse. Con fecha de salida, el viaje no tiene todavía día, ni tan siquiera año de vuelta. Queremos viajar, conocer países y otras culturas, que Leo vea que hay otras maneras de vivir, sentir…, afirman los navegantes.

El Forquilla, explican, es solo en realidad el modo de transporte en una ruta en la que, en algunos momentos, puede requerir dirigirse tierra adentro, para poder conocer bien algunos lugares. No queremos pasar de puntillas, afirma Carmen. En esta peripecia, el límite lo pondrá el pequeño: Puede ser que le guste mucho, o que llegue un día que se canse y diga ‘ya’, conocemos a gente a quien le ha pasado, relata.

Un niño muy despierto

Por el momento, no parece que el mar le desagrade. Su medio es el barco, se mueve perfectamente en él, comentan sus padres, con quienes pasa las 24 horas del día los siete días de la semana. Es un niño muy despierto, todo le motiva. Para él cada día es una aventura: cuando llegamos a un lugar, siempre hace y descubre cosas nuevas, porque en realidad el tiempo en el mar no es mucho: navegas dos días para estar muchos más en un lugar nuevo. En cada destino, la prioridad de los padres es encontrar los espacios en los que el pequeño se relacione con otros niños de su edad.

La formación de Leo, aseguran, es su prioridad. Lo que implica, tal y como consideran, enseñarle que hay muchas formas de vida distintas. Para empezar, el velero permite recortar el coste de vida. Tu casa es el barco, comes lo que pescas, la fruta y la verdura es más barata allí donde vamos, no necesitamos gasoil y generamos nuestra propia agua, ya que cuentan con una depuradora a bordo. Ya hemos experimentado y nos ha gustado eso de trabajar cada día, intentando ser el mejor. De repente descubres otro mundo, en el que es posible bajar el nivel y no estar tan enganchados a gastar tanto, prosiguen.

Muy ajetreados

Pese a parecer que se trata de un tiempo eterno de vacaciones, la familia se encuentra muy ajetreada. Además de llevar a cabo las tareas de comunicación, la aventura de cruzar el Atlántico requiere mucha preparación: cursos de primeros auxilios, mecánica, manejo de velas, apnea por si se presenta algún problema bajo en la hélice en medio del océano, repintar el casco y cambiar los pasacascos. Ya es 2024, y quedan apenas cuatro meses. Estamos con nervios, para salir lo más preparados, con todo a punto, concluyen.

Quizás te interese

La economía azul contará con 25.000 metros cuadrados en los ‘tinglados’ de Sant Bertran del Port de Barcelona en 2027

Paul Holthus, CEO de World Ocean Council: Necesitamos el liderazgo de las empresas con mayor visión ambiental, que luego arrastrarán al resto

En busca de empresas y profesionales para cuantificar el valor del ecosistema marino

El 37% de las basuras en las playas proviene de la actividad humana en el mar

por Glòria Ayuso

La pesca, la acuicultura, la navegación y otras actividades humanas en el mar son las responsables del 37,1% de las basuras detectadas en las playas, muy por encima de las procedentes del uso turístico de las mismas playas, que supone el 19,8% de los restos abandonados. Los datos se extraen del Perfil Ambiental de España 2022, un análisis de situación de la salud ambiental que ha publicado el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Concretamente, durante el año 2022 el origen de las basuras correspondió principalmente al uso turístico de las playas (19,8%) y a las actividades pesqueras (18%), seguido de diversas actividades en tierra (13,4%), las aguas residuales (12,2 %), el tráfico marítimo o la navegación (9,5%) y el comercio y la hostelería (9,3%). En menor medida se observaron basuras marinas procedentes de la acuicultura (7%), la construcción y demolición (4,7%), la agricultura (3,6%) y otras actividades en el mar (2,7%). El conjunto de las actividades en tierra representaron el 62,9% del origen de las basuras, frente al 37,1% de las fuentes marinas.

Plásticos y fragmentos

El papel esencial del océano para el equilibrio del planeta y la necesidad de asegurar una actividad sostenible está motivando tanto una nueva actividad de recogida de datos para monitorear el estado de salud del océano y mejorar su gestión como la aparición de nuevas soluciones que permitan mantener el equilibrio en el ecosistema marítimo.

En 2022, se realizaron 116 campañas de muestreo en 29 playas en las cinco demarcaciones marinas españolas (Noratlántica, Sudatlántica, Estrecho y Alborán, Levantino-Balear y Canaria). Las partículas más frecuentes encontradas en los muestreos en el conjunto de playas fueron los fragmentos y, en segundo y tercer lugar, las partículas de poliespán y los pellets. La mayor abundancia de basuras se encontró en la demarcación marina del Estrecho y Alborán, que casi duplicó la cantidad media de basura por muestra.

Tendencia estable

Las basuras marinas se emplean como descriptor del buen estado ambiental en las Estrategias Marinas para evaluar el estado del medio marino. La Dirección General de la Costa y el Mar del ministerio realiza desde el año 2013 muestreos en las playas españolas mediante el Programa de Seguimiento de Basuras Marinas en Playas. Hasta 2022, se realizaron un total de 1.005 campañas de muestreo de basuras marinas en playas de las cinco demarcaciones marinas españolas. En su conjunto, el 82% de las basuras marinas muestreadas en playas estaba Por favor, ponte en contacto con Renr lo antes posible para intentar solucionar el problema. Error pubfrontal backend response» target=»_blank»>constituido por plásticos, seguido por los residuos higiénicos-sanitarios (6,4%), metales (3,2%) y maderas (3%).

Según el informe recientemente publicado, en toda la serie temporal la abundancia total de basuras marinas muestra una tendencia estable. No obstante, se observa una tendencia claramente decreciente si se considera la serie temporal de los últimos seis años.

El informe también indica que la calidad de las aguas de baño marítimas fue calificada como «excelente» en el 92,8% de los puntos de muestreo.

Quizás te interese

La economía azul contará con 25.000 metros cuadrados en los ‘tinglados’ de Sant Bertran del Port de Barcelona en 2027